Ramos y J.A.Martínez con el grupo; Eteki, Neyder Lozano y Álex Martínez al margen

10 Septiembre, 2019

Así ha informado 'Ideal':

La plantilla de Diego Martínez entrenó este martes en una sesión con mucho balón a través de distintos ejercicios de posesión y finalizaciones.


Ya se ejercitaron completamente integrados con el grupo el central José Antonio Martínez y el delantero Adrián Ramos, que pareció recuperado de su lumbalgia aguda. Los futbolistas pusieron a prueba su puntería ante Rui Silva, Aarón Escandell y Guille Tarazona, el portero firmado desde el Valencia para el Juvenil A de División de Honor, que estuvo muy apoyado por todos y especialmente por Álvaro Vadillo.

A un primer ejercicio de finalizaciones en retos 'uno contra uno' siguió un partidillo que pese a contar con porterías consistió básicamente en la retención de la posesión del balón y en la presión colectiva del grupo, con dos equipos formados por Víctor Díaz, José Antonio Martínez, Köybasi, Puertas, Vico, Lucena y Aarón y Lucena como jugadores con peto y Montoro, Carlos Fernández, Soldado, Gonalons, Montoro, Azeez, Vadillo, Quini y Ramos sin él, ambas escuadras desordenadas sobre el campo, con Rui Silva y Tarazona bajo los arcos.

Trabajó al margen Álex Martínez, ya capaz de completar desplazamientos de balón y conducciones. Siguen en la enfermería Eteki y Neyder Lozano.

A continuación y para concluir, Diego Martínez apostó por la construcción de la jugada ofensiva sustentada principalmente en la finalización de envíos laterales. Centraron desde la derecha Víctor Díaz, Vadillo y Fede Vico y Köybasi, Neva y Quini, insistente con la zurda, lo hicieron desde la izquierda. Vadillo y Quini intercambiarían sus posiciones. Antonio Puertas alternó la faceta de centrador desde la derecha con la de rematador, de los más acertados junto a Soldado, ambos artífices con sendos golazos de tacón. También destacó Montoro con varios lanzamientos desde segunda línea a la altura de la frontal, teledirigidos a la escuadra.

Los rematadores tuvieron la oposición de Víctor Lafuente y Raúl Espínola como improvisados centrales armados con colchonetas para dificultar el remate. Martínez pidió a los delanteros que apurasen el primer palo y apremió a los miembros del cuerpo técnico a comportarse «como Bonucci y Chiellini». Un golazo de Adrián Ramos, elevado para cruzar un gran centro de Víctor Díaz, puso el broche al entrenamiento. Antes de retirarse, varios jugadores probaron penaltis y faltas desde la frontal con Guille Tarazona bajo palos.